LAS MUERTAS

Galería
GUANAJUATO, GTO.

Un homenaje a la novela «Las muertas» de Jorge Ibargüengoitia y a los personajes de «Las poquianchi» del espacio de Jis y Trino; referentes que describen a la perfección el tipo de proyectos que Leonardo Ramírez y Javier Ornelas han desarrollado desde 1998. 

Las Muertas Proyectos Espaciales surgió de la oportunidad de utilizar una casa abandonada en el centro de la ciudad de Guanajuato con la intención de crear una plataforma donde los proyectos de arte contemporáneo se presentaran en un formato efímero, cómodo y sin etiquetas. Proyectos con duración de un día en espacios deshabitados que culminaban con una buena fiesta y que permitían intercambiar experiencias y miradas estéticas con artistas de aficiones similares, al mismo tiempo que creaba un mercado inexistente en aquel entonces para este tipo de obras. 

Poco a poco, Las Muertas se convirtió en un promotor de proyectos y artistas que visibilizaron el trabajo de creadores jóvenes de la década de los noventa. Haciendo uso de una relación simbiótica entre entre instituciones y patrocinadores privados, logró insertar este tipo de trabajos en festivales e iniciativas institucionales como el Festival Internacional Cervantino, el Festival Expresión en Corto —hoy GIFF y en exposiciones en colaboración con instituciones como la Universidad de Guanajuato, la Universidad de Lasalle Bajío, el Instituto Cultural de León, la galería Arte 3, el Museo de la Ciudad de Querétaro, la galería Kunshaus Santa Fe, la galería Occurrence de Montreal y la Red Head Gallery en Toronto, entre otros. 

Las Muertas Proyectos Espaciales sigue siendo un entusiasta y firme impulsor de nuevos talentos mexicanos. Actualmente funciona como una colección de arte, facilitando piezas para la conformación de varias exposiciones que revisan el arte Guanajuatense de los últimos años y como una oficina de servicios: curaduría, museografía y logística. El próximo 19 de noviembre, el proyecto cumplirá 20 años.